miércoles, 7 de septiembre de 2011

Gol en Las Gaunas


"Hay Kas y cerveza, Fanta y Coca Cola"...todavía retumba en mi memoria la cantarina voz del tipo de bata blanca que, con un caldero repleto de bebidas frías, recorría el viejo estadio de Las Gaunas durante los partidos del Club Deportivo Logroñés. Ayer jugó la Selección Española en Logroño, en el nuevo estadio que se construyó tras la demolición del recordado recinto en el que se vivieron históricas jornadas del fútbol logroñés.

Recuerdo ir al campo desde muy pequeño, de la mano de mi padre, socio protector de toda la vida, un gran aficionado que pudo ver cumplido su gran sueño, el ver al equipo de sus amores en Primera División, poco antes de morir. Aquella vieja tribuna de madera que era la "Preferencia", cuya primera fila de asientos servía como palco, tras la cual nos sentábamos mi padre y yo, domingo sí domingo no, viendo al equipo deambular en segunda división "B", rodeado de un intenso olor a puro habano, mientras mascaba mi paquete de Skisol de naranja.

No podría olvidar la primera vez que vi el estadio a rebosar. Era la temporada 1979-80, y el Logroñés se metió en los octavos de final de la Copa del Rey, tocándole en suerte el Real Madrid de Juanito, Camacho, Cunningham....era la primera vez en muchos años que un equipo de entidad pisaba el viejo Las Gaunas, y la afición respondió como se merecía la ocasión. Ganó 2-3 el Madrid, pero todos nos fuimos a casa con la sonrisa de haber tuteado por unos minutos a uno de los equipos más grandes de la historia.

Otro de los momentos inolvidables que viví allí, ya en la grada de general y con los amigos, fue el ascenso a segunda división en 1984, ante el filial del Osasuna. Un gol en el último minuto de Pita desataba la locura en el estadio y en la ciudad. Fue la única vez que pisé el terreno de juego, tras saltar la valla al finalizar el encuentro.

La historia

Corrían los años 20, cuando el denominado Club Deportivo Logroño disputaba sus partidos en el viejo campo de Las Chiribitas, al este de la ciudad. La necesidad de contar con un campo en condiciones hizo que las autoridades de aquella época se plantearan la construcción de un terreno de juego más acorde para la práctica del fútbol, y lo hicieron en unos terrenos situados al sur de la ciudad, propiedad de las hermanas Gaona, las cuales acabarían por darle nombre al estadio, deformando su apellido debido a la hiatofobia para convertirse en "Las Gaunas". Su inauguración se produjo el 15 de junio de 1924, con un partido disputado ante el equipo francés del Vie aun Grand Air du Medoc, varias veces campeón de Francia, al que se derrotó por 3-0, marcando el primer gol de la historia del campo Ramón Castroviejo, que años más tarde se convertiría en un afamadísimo oftalmólogo.

Su primera tribuna, la recordada Preferencia se construyó en 1927, siendo la única que existiría hasta 1954, cuando se construyó la tribuna del fondo sur, conocida como tribuna central. En 1962 el campo pasó a propiedad municipal. La iluminación artificial, la viejas torretas que ocupaban las esquinas del viejo campo, se inauguraron en 1969, en un partido ante el Elche, y dos años más tarde se creó la recordada "General", con capacidad para 5000 espectadores, que sólo se sentaban en los descansos y en los partidos nocturnos de copa.

El ascenso del Club Deportivo Logroñés a Primera División en 1987 obligó a adecentar el estadio, construyéndose en tiempo récord la tribuna del fondo norte, así como se acometió la mejora en vestuarios y en el resto de tribunas ya existentes. Fue a partir de ese momento cuando se vivió la época dorada. El Logroñés permaneció 8 temporadas consecutivas en la máxima categoría, y se hizo célebre aquella radiofónica frase de Goooool en Las Gaunas, que tanto se ha recordado estos días con la celebración del partido internacional entre España y Liechtenstein.

En 2002 el viejo estadio desapareció, tras la construcción de un nuevo recinto a escasos metros de su antigua ubicación, y en su lugar se crearon nuevas edificaciones y un parque. Si paseas por allí, todavía se puede escuchar el rumor de la gente cuando Iraola corría la banda y Lotina esperaba el pase en el punto de penalty....



Referencias:
*WikiRioja
*Wikipedia
*De Buena Fuente

5 comentarios:

  1. Que grande, mi CDL, el mejor equipo del mundo y que recuerdos que tengo, yo también estuve aquel dia de Copa contra el Madrid, y por supuesto en todos los ascensos y tiempor maravillosos que vinieron después. Al menos tenemos el recuerdo, eso no nos lo podrán quitar.

    ResponderEliminar
  2. Bonito y entrañable relato, muchas de las cosas que cuentas las veo como si fueran ayer mismo. Añadiría el ambientazo que había en República Argentina los días de fútbol. Saludos, Santi

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar
  4. hola solo lloro ver esto tenian que casar mas vidios cuando el logroñes jugaba contra el barsa madrid o depor o valencia

    ResponderEliminar
  5. Gracias por hacerme sentir de nuevo la pasión y la emoción que perdí.

    ResponderEliminar